Saltar al contenido
Mariscada

Buey de mar

Este cangrejo de gran tamaño se puede encontrar en la mayoría de zonas costeras bañadas por el Atlántico, el Mar del Norte y también en el Mar Mediterráneo. Los ejemplares adultos son muy longevos y pueden alcanzar un gran tamaño a lo largo de sus más de veinte años de vida. Normalmente su esperanza de vida es menor, debido a la gran explotación comercial que tienen.

Diferenciar el Buey de Galicia

Este es uno de los mariscos más difíciles para ser reconocido entre hermanos extranjeros. Al igual que la centolla, también se conocen en el mercado gallego los dos tipos: el autóctono y el francés, que viene principalmente de Francia y de las Islas Británicas.

El carácter diferenciador más destacado es el aspecto de las uñas de sus patas, que suelen ser más afiladas en los ejemplares procedentes de las costas gallegas. Además, al igual que sucede en la centolla, el buey gallego tiene mayor cantidad de vellosidades en las patas.

En lo que respecta al color el autóctono es más oscuro, siendo más claro y alilado en el foráneo.

Cuando nos referimos al buey ya cocido la dificultad es todavía mayor, por lo que casi el único elemento diferenciador siguen siendo los pelos de las patas.