Saltar al contenido
Mariscada

Percebe

El percebe es uno de los mariscos más cotizados debido a su escasez y a que su captura se realiza de forma manual y generalmente en zonas bastante abruptas de la costa, donde la dificultad y el riesgo hacen que esta práctica no sea apta para todos los públicos. Muchos son los mariscadores “percebeiros” que se han dejado la vida mientras realizaban esta tarea.

percebeiro, mariscador, oleaje, extraccion percebe, costa da morte, mariscando

El percebe carece de corazón y la función respiratoria la realiza captando el oxígeno a través del tórax directamente del agua del mar. Por eso necesita vivir en zonas de aguas batidas por el oleaje, agarrado a las rocas y formando piñas de varios individuos.

La parte alargada del percebe llamada pendúculo es la que se sujeta a la roca y es la parte comestible del animal. Mientras que la parte superior en forma de uña es donde alberga sus órganos vitales y la que lo protege de los posibles depredadores.

comer percebes, precio percebes, comprar percebes, mariscada

Como bien dice Suso Lista, percebeiro de Corme, el percebe sabe a océano, “un trago de océano 100%”. Si no has tenido la suerte de probarlos, una buena forma de hacerlo es disfrutándolo en la fiesta del percebe del Roncudo, que se celebra en Corme el primer fin de semana de Julio.

Diferenciar el percebe gallego

La mayor parte de los percebes que se pueden encontrar en Galicia son autóctonos, pero también existen de otras procedencias como Asturias, Portugal o Francia. Que aunque tienen menor presencia en la comunidad gallega sí se suelen encontrar en otras partes de España. Estos percebes son de la misma especie que los gallegos (Pollicipes Cornucopia).

El percebe marroquí, de la misma especie, es también común en nuestro país, pero presenta notorias diferencias. Es más largo y estrecho y de una tonalidad más clara. Su hábitat son aguas un poco más cálidas y esto afecta al sabor de su carne. Sin embargo, en Galicia existen también los llamados “percebes de sombra” que son ejemplares que viven en cavidades de las rocas y que presentan un aspecto muy similar.

También se puede encontrar el percebe canadiense, que siendo de una especie diferente (Pollicipes Polymerus) se distingue de forma más fácil. Posee un número mayor de uñas, como mínimo treinta y ocho, mientras que en el percebe gallego podemos encontrar un máximo de veinticinco. La uña superior es en el percebe canadiense más roma y suave.